#planneraddict

16:49

Llegado el nuevo año, seguro que más de una os habéis prometido que llevaríais al día una agenda y que lo haríais todo el año. Seamos sinceras: llegado marzo, siendo optimista, ya no os acordaréis ni de que esa agenda existía. Yo era una de estas personas, cuántas veces habré empezado una agenda con la promesa de ser constante (casi me da la risa ahora mismo... constante...). Pero mi vida es otra desde que soy una #planneraddict, una alternativa a morirse de aburrimiento llevando una agenda triste, sosa y sin color. Aquí todo es color, decoración y un poco de organización; de hecho yo diría que la organización es la excusa para para ponerse manos a la obra. I love the life planner!

Mi intención era simplemente la de intentar ser un poco más organizada y evitar tener notas sueltas por ahí, porque con los horarios tan inestables que tenía, era una verdadera locura saber cuándo estaba libre y cuándo no, así que primero probé con una agenda, que me duró dos telediarios, y luego ya pasé a la libreta que fui organizando a mi manera. Pero después de la libreta fueron rotuladores, luego te dices "un poquito de washitape por aquí", y luego "voy a imprimir estas pegatinas que me encontré en pinterest para poner por allá", un día en una tienda encuentras unos post-it monísimos y te dices de nuevo "porqué no para el calendario de mayo". Y así hasta que te das cuenta de que ya eres una planner addict con todas las de la ley, no contabas con ello, pero ahí estás. Una cosa muy americana, como los bullet journals, de hecho si buscáis por internet o por las redes sociales, veréis que casi siempre son la misma marca de agendas, las Happy Planner, lo cual tiene su explicación porque son una agendas muy cómodas y fáciles de usar que podéis conseguir directamente desde Estados Unidos vía e-shop. Fáciles porque las hojas se pueden sacar y poner, esto permite que escribir, pegar washitape o modificar lo que sea, sea mucho más cómodo. Por otro lado esta misma marca ofrece un montón de "complementos" para decorar las agendas. Una perdición, vaya.

Para mí la mejor opción, por ser la más casera, porque lo que me gusta realmente de esto de las agendas planner es el tema de las cosas hechas a mano y poder trabajar a mi gusto las semanas o meses, son las libretas de anillas o de espiral, y siempre en tamaño A5. Aquí se parte de una hoja en blanco y somos nosotras, nuestra imaginación y creatividad quienes hacemos el diseño sobre el que decoraremos y organizaremos.

En el caso de las libretas de anillas (las de abrir y cerrar de toda la vida), se pueden imprimir hojas con formatos definidos de calendarios bien mensuales o bien semanales, e incluso se puede ir alternando a vuestro gusto. A mí me encanta porque es el estilo de las famosas agendas Filofax, que por ahora me resisto pero creo que no tardaré mucho en tener una. Lo mejor de esta opción es que además de tener la organización semanal y mensual, se pueden añadir listas (de películas por ver, libros por leer, etc), menús semanales o simplemente una hoja de notas a mayores. El límite es la imaginación. Si buscáis por internet "free planner printables" (ya os digo que es algo americano), encontraréis muchísimo material descargable para comenzar en esta sana adicción de las agendas decoradas, además de una infinidad de ideas y tutoriales para decorar vuestras agendas. Para ir abriendo boca os recomiendo visitar la página Planner Addiction, en donde encontraréis, como os podéis imaginar con este nombre, muchas páginas de descarga gratuita para vuestro planner. Encontraréis pegatinas, separadores o portadas por si lo que preferís es encuadernar vuestra agenda y por supuesto hojas para que podáis organizar vuestro planner


En el caso de las libretas en blanco, ahí nos tocará diseñar a mano el calendario que después iremos decorando con el kit planner. Y si además se os da bien el tema de dibujar, pues ya os puede quedar algo realmente bonito y sobre todo original. Personalmente me gusta hacer primero un planing mensual y después por semana. Me resulta más sencillo sobre todo con los horarios por turnos del trabajo ver en el planning mensual el horario de cada semana. Además de esto mis libretas están llenas de listas de cosas por hacer, de notas sobre patrones de ganchillo y tricot, ideas para bastidores, direcciones o sitios interesantes por ver, así que además de una agenda es todo un diario de abordo que además de bonito, es muy práctico.

Y vosotras, ¿también compartís esta obsesión por las libretas y demás productos de papelería?

You Might Also Like

0 comentarios

Gracias por darme tu opinión